Diferencias entre separación y divorcio

La vida de pareja puede ser muy complicada y no siempre funciona. Muchas parejas deciden romper su relación y el momento de terminar un matrimonio no acostumbra a ser fácil. Tal vez has pensado, o incluso realizado, varias posibilidades para solucionar todos los problemas en tu matrimonio, desde ir a un especialista hasta  irte a un retiro espiritual. Pero, en ocasiones, la única solución pasa por la separación de esa relación. Una solución que acostumbra a ser traumática para ambos. En estos casos, todo y que es muy común, lo menos recomendable es atravesar una larga discusión o batalla legal para resolver los problemas. A muchas parejas la situación les supera y se dejan llevar por los sentimientos y emociones y no se dan cuenta de que tienen mejores opciones a la hora de terminar su unión matrimonial. Unas soluciones que harán que todo acabe de una forma más cordial.

La expresión divorcio es un término que al igual que la separación legal están relacionados con el fin de la unión matrimonial, pero ¿realmente conoces la diferencia entre estos términos legales y cuáles son los beneficios que presentan uno y otro? 

Conocer las diferentes opciones puede ayudarte a tomar la decisión más adecuada cuando decida separarse de su cónyuge. 

Para poder comprender las diferencias de los dos términos se debe de entender cada uno por separado, a continuación comentamos de que se trata cada uno.

Separación vs Divorcio

Separarse de su pareja significa vivir por separado, cada uno por un lado distinto. Realmente, para separarte de tu esposo o esposa, no es necesario presentar ningún documento legal.  A pesar de ello, la separación puede afectar psicológicamente igual que un divorcio y los beneficios e impuestos tienen que ser tratados por los mismos cónyuges. Ya que legalmente, la relación aún no habrá acabado.

Si se escoge la separación, aún deberán resolverse posibles disputas como las finanzas, el cuidado y tiempo de custodia de lo hijos, la manutención de los niños y, bienes comunes, deudas comunes y los impuestos. Algunas parejas pueden resolver estos asuntos por su propia cuenta, mientras que otras necesitarán la ayuda de una especie de consejero o tercera persona . En algunos casos, la persona legal puede infundir órdenes de custodia y finanzas incluso si no ha requerido el divorcio o la separación legal.

Hay parejas que mantiene una mala relación después de la separación y no pueden hacer uso de la separación sin entrar en una disputa legal. En sestos casos es mucho mejor escoger la opción de divorcio. Ya sea, por que desean tramitar un nuevo matrimonio y desean que todos sus papeles legales estén en orden y sin ningún estado de casado o para romper totalmente la unión legal con la expareja.

La separación es similar al divorcio en muchos sentidos. Al igual que el divorcio, los términos tales como la custodia de los hijos, la división de activos y deudas, la manutención de los hijos, la manutención del cónyuge y más están ordenados por una persona especializada en leyes. La separación crea un conjunto de reglas y límites que usted y su pareja deben seguir. Además, al igual que el divorcio, estarás completamente separado de tu pareja, viviendo aparte, y probablemente ya no te impliques sentimentalmente.

Es importante que el asesoramiento de divorcio puede ayudarlo a decidir si la separación es una buena opción para usted y su cónyuge. 

La diferencia principal entre la separación y el divorcio es que cuando estás separado, técnicamente sigues casado ya que los papeles de identificación van a estar todavía relacionados con tu pareja. Esto implica que no puede volverse a casar en estas circunstancias. Continuará presentando impuestos como persona casada y su estado seguirá siendo casado en otros documentos legales.

Mientras que con el divorcio todos sus documentos presentaran su estado de divorcio y podrá casarse sin ningún inconveniente. Debe de tener en cuenta que al realizar un divorcio entran muchas cláusulas de pareja, como la separación de bienes y deudas y la custodia de hijos, entre otras.

Puede ser que te preguntes cual sería el valor agregado que da la separación en lugar de gestionar el divorcio. Se basa principalmente en una elección personal y hay muchas razones por las cuales las parejas eligen esta decisión. A veces, es un asunto religioso, ético, moral o también para bienestar de sus predecesores. 

La separación es una forma de separarse completamente de su cónyuge mientras se mantiene su estado civil. Además cabe destacar que las parejas separadas pueden continuar disfrutando de ciertos beneficios, como el Seguro Social, pensiones y los planes de seguro de vida permanecen intactos con una separación, mientras que en un divorcio se pueden perder muchos privilegios de los que anteriormente hacía uso.

Por dicha razón es importante informarte tanto en el marco legal de cada país como en el marco emocional para verificar cual es la opción que se caracteriza más a lo que buscas, para poder conseguir tu paz emocional.

Otras diferencias que te pueden interesar:

Deja un comentario