Diferencia entre días naturales y hábiles

En el plano legal es común toparse con los términos “días naturales” y “días hábiles”, los cuales hacen referencia a distintos tipos de calendario, los cuales usualmente son tomados en cuenta a la hora de designar fechas y citas en las solicitudes y trámites de documentos, así como en los permisos remunerados.

Y si aún no sabes cuál es la diferencia entre días naturales y hábiles, en esta ocasión nosotros nos disponemos a explicártelo de la forma más clara, breve y concisa posible.

Días naturales vs hábiles: diferencia

La diferencia es que los días naturales son todos los días del año. En cambio, los días habiles tan solo son los que se consideran días laborables.
  • Existe una sola diferencia, y esta es que los días naturales son todos los días del año; mientras que los días hábiles son los que excluyen los días feriados y no laborables.

¿Qué son los días naturales?

La definición de día natural es muy simple: todos los días son días naturales. Así, sin más. Si el año tiene 365 días, entonces dichos 365 días son naturales. De esta forma, todos los días de la semana son naturales, incluyendo, desde luego, los del fin de semana. En otras palabras, los días naturales son todos los días del calendario.


Un día natural también es conocido como día corrido.

No hay dudas entonces, de lo que son los días naturales. Veamos su contraparte.

¿Qué son los días hábiles?

Los días hábiles son todos aquellos que no son festivos ni libres, es decir, días en que no se celebra ni se conmemora algo que conlleve que no se labore en dicho día. Esta definición excluye el sábado y el domingo, los cuales son días libres en la mayoría de los países.

Los días hábiles se consideran para el cómputo de plazos y términos, y están determinados por la ley de cada país. Por ejemplo, los días hábiles en España son el lunes, martes, miércoles, jueves y viernes.

Volviendo al sábado y el domingo, dichos días son considerados inhábiles. Por su parte, los días de fiesta también se consideran inhábiles en muchos países, como España, por nombrar algún país.

Un ejemplo de día inhábil festivo es el 31 de diciembre. Dicho día es no laborable en muchos países, como en Venezuela. Y dependiendo de las leyes laborales de cada país, si un trabajador trabaja un día inhábil, debe recibir el doble o triple de remuneración de lo que recibe por laborar un día hábil. Pero claro, eso depende del país de que se trate.

Y en lo que concierne al cómputo de días para trámites, los mismos suelen están constituidos por ley. Por ejemplo, en España, en el artículo de 30.2 de la ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, se señala que:

“Cuando los plazos se señalen por días, se entiende que éstos son hábiles, excluyéndose del cómputo los sábados, domingos y los declarados festivos”.


En el mismo artículo se dice que lo anterior siempre será así, al menos que la Ley o en el Derecho de la Unión Europea no se exprese otra cosa.

Deja un comentario