Diferencias Entre Neurosis y Psicosis

La neurosis y la psicosis son diferentes tipos de trastornos mentales.

La neurosis es un trastorno mental leve que no surge de enfermedades orgánicas. En cambio, puede ocasionarse por el estrés, una depresión o por ansiedad.

Por otra parte, la psicosis es un trastorno importante de la personalidad caracterizado por trastornos mentales y emocionales. La Psicosis es mucho más grave que la neurosis, a menudo perjudicando y debilitando al individuo afectado.

Diferencias entre la neurosis y la psicosis

Diferencia entre neurosis y psicosis.

Las siguientes son algunas de las principales diferencias entre psicosis y neurosis.

Neurosis Psicosis
Trastornos neuropsíquicos funcionales leves que se confirman en fenómenos clínicos específicos en ausencia de fenómenos psíquicos. Una enfermedad mental grave caracterizada por la pérdida de contacto con la realidad y la relación con otras personas que provoca una mala adaptación social.
No afecta la personalidad Afecta la personalidad
El contacto con la realidad se pierde parcialmente El contacto con la realidad se pierde por completo
Las alucinaciones y los delirios no están presentes (o son extremadamente raros si están presentes) Hay alucinaciones y delirios.
Bajo riesgo de autolesión. Mayor riesgo de autolesión
Los trastornos obsesivo-compulsivos, los trastornos somatomorfos, la depresión y los trastornos postraumáticos son algunos tipos de neurosis. La esquizofrenia y los trastornos delirantes son algunos tipos de psicosis.
El factor causante de la neurosis son el clima biológico, socio-psíquico, psicológico, pedagógico y socio-económico. Los factores causantes de la psicosis son genéticos, bioquímicos y ambientales.
El tratamiento suele ser psicológico y también se pueden recetar medicamentos. La psicosis se trata con medicamentos antipsicóticos, terapia psicológica, apoyo social.

Aviso importante: la información de este artículo no pretende diagnosticar ni tratar ninguna condición médica. Si sospecha que usted o alguien que conoce sufre una enfermedad psiquiátrica, por favor consulte a un profesional de la salud inmediatamente.

Hay tres categorías que usamos para clasificar las condiciones psiquiátricas: neurótica, psicótica y trastornos de la personalidad. No deben confundirse con las dimensiones de personalidad del neuroticismo y el psicoticismo de Hans Eysenck. Compararemos y contrastaremos las dos primeras categorías de síntomas psiquiátricos y discutiremos las causas, tratamientos y métodos de prevención tanto de la neurosis como de la psicosis.

La neurosis

Los trastornos neuróticos implican síntomas de estrés sin una pérdida radical de contacto con la realidad. Entre los ejemplos de neurosis y trastornos neuróticos se incluyen el trastorno depresivo mayor, los trastornos de ansiedad y los trastornos obsesivos. Las personas neuróticas sobrevaloran los problemas reales o potenciales que ocurren en sus vidas, causando angustia mental.

Las causas de la neurosis incluyen desequilibrios neuroquímicos, estrés crónico en la vida, experiencias traumáticas o dolorosas y malas estrategias de afrontamiento. Típicamente, los trastornos neuróticos se presentan durante la pubertad, que es cuando la mayoría de los jóvenes experimentan por primera vez tensiones sociales y académicas. Sin embargo, los trastornos neuróticos pueden manifestarse en cualquier etapa de la vida de una persona. neurosis vs. psicosis

Los métodos de tratamiento de los trastornos neuróticos dependen de la gravedad y de los síntomas que presenten. Los pacientes que experimentan una angustia baja o moderada normalmente comenzarán con una charla o una terapia cognitivo-conductual (TCC). Cuando un paciente reporta una ideación suicida, puede ser medicado o institucionalizado por un período corto a discreción del psiquiatra.

Las medidas preventivas para los trastornos neuróticos incluyen el desarrollo de estrategias sanas para sobrellevar la situación, la reducción del estrés y las visitas regulares a un terapeuta autorizado. En la mayoría de los casos, estas medidas pueden reducir en gran medida la posibilidad de contraer un trastorno neurótico. Sin embargo, no hay garantía de que un método pueda prevenir la aparición de cualquier condición.

Casi la mitad de los pacientes con depresión entraron en remisión de los síntomas después de sólo seis meses de terapia.

La Psicosis

Los trastornos psicóticos implican delirios, turbulencias emocionales y una pérdida radical de contacto con la realidad. Las alucinaciones son comunes pero no son necesarias para un diagnóstico. Algunos trastornos psicóticos incluyen la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo, el trastorno bipolar (no en todos los casos) y la depresión psicótica


Las causas de los trastornos psicóticos y los trastornos neuróticos son bastante diferentes. A menudo, los trastornos psicóticos tienen un componente genético más fuerte y son inevitables, incluso con mecanismos de afrontamiento saludables. Las causas alternativas de la psicosis incluyen el uso de sustancias, el tumor cerebral, el traumatismo craneal, el abuso infantil y la privación prolongada del sueño.

Los métodos de tratamiento de los trastornos psicóticos siempre incluirán un componente de prescripción. Los medicamentos antipsicóticos o estabilizadores del estado de ánimo, junto con la terapia de conversación regular son importantes para la recuperación. Aunque los pacientes no siempre presentarán síntomas psicóticos, el trastorno es de por vida. Afortunadamente, con los medicamentos modernos, ahora es posible que las personas que viven con psicosis tengan una vida larga, satisfactoria y sin síntomas.

Van Gogh, Ernest Hemingway e Isaac Newton tuvieron trastornos psicóticos y son inmortalizados por sus contribuciones al arte, la literatura y la ciencia.

Deja un comentario