Diferencias entre baño turco y sauna

La principal diferencia entre estos dos tipos de baño es que el baño turco es un ritual de relajación y aseo personal. En cambio, la sauna está mas orientada a la relajación y el bienestar. Pero, existen muchos más detalles que distinguen estos dos tipos de baño que quizá no conozcas. Sigue leyendo y descubre las principales diferencias y similitudes entre el la sauna y el baño a la turca.

El baño es que el baño turco es un ritual de relajación y aseo personal. En cambio, la sauna está mas orientada a la relajación y el bienestar.

Principales diferencias: Baño turco vs Sauna

  • El baño turco funciona bajo una inmersión total en vapor de agua (hay mucha humedad), en cambio la sauna es un baño más seco y con poca humedad.
  • Los orígenes de ambos son diferentes; La sauna proviene de una tradición más que nada nórdica, mientras que el baño turco tiene su origen en las poblaciones árabes.
  • Las saunas suelen ser por lo general, más calientes que los baños turcos, y eso se debe principalmente a que funcionan de una manera distinta (funciona con mucho menos humedad).
  • Aunque ambos tipos de baños funcionan como métodos de relajación, se podría decir que el baño turco cumple mucho mejor esta función debido a que también contribuye al metabolismo.

¿Qué es un baño turco?

Un baño turco, también conocido como baño árabe, o también como hammam. Es una modalidad de baño a vapor, que tiene como objetivo además de limpiar el cuerpo, el de relajar a la persona.

El baño turco es muy saludable y aporta muchos beneficios para nuestro cuerpo. Como por ejemplo alisa y suaviza nuestra piel, ayuda a humedecer las vías respiratorias, estimula el sistema nervioso y hormonal, y retrasar el envejecimiento de nuestra piel. 

Descubre como es un baño turco típico por dentro

Un baño turco de Turquía por dentro

Características del baño turco

Lo primero que hay que mencionar es que, este tipo de baño tiene cierto parecido a una sauna, ya que es un baño basado en vapor. Se realiza en una sala tipo balneario donde se genera calor y vapor necesario. Esto crea una forma de neblina, que al situarse sobre la superficie corporal se asemeja a gotas de sudor, haciendo la función de dispersar el calor, y refrigerar el cuerpo.

Ahora bien, por otra parte, también hay que mencionar que, durante un baño turco la humedad es de un 99%; donde el calor no es uniforme, sino que varía y va ascendiendo hasta a medida que se sube de altura. 

Por lo tanto, en el suelo se tiene aproximadamente entre 20º y 25º, a metro y medio unos 50º, y a la altura de la cabeza, la temperatura llega a los 50 grados.

Proceso del baño turco

Normalmente, el ritual dura un tiempo determinado que puede variar dependiendo del centro en que nos encontremos. En todo caso, podemos distinguir 4 fases diferentes en el tratamiento tradicional de un baño turco:

1. Fase de relajación y preparación
El tratamiento empieza en una sala inicial o camekan. Es una habitación para relajarse donde se acostumbra a ofrecer una taza de té o una bebida fría antes de empezar baño.

2. Fase de aclimatación
Antes de la primera toma de contacto con el agua, los miembros de personal (conocidos como tilo) te conducirá a una zona intermedia de transición, la iliklik con el objetivo de acostumbrar el cuerpo a la calor y la humedad. De esta manera se abrirán todos nuestro poros y nuestro cuerpo estará preparado para recibir la exfoliación característica de este tipo de baño.

3. Exfoliación completa del cuerpo
En esta fase, se pasa al Hararet, o sala caliente, que acostumbra a tener una gran pieza de mármol o piedra para donde se tumban los bañistas. Una vez tumbado sobre estas grandes losas de mármol, nos aplicaran una limpieza y exfoliación a fondo de todo nuestro cuerpo.

4. Enjuague y masaje
Por último, el asistente aplicará  un jabón especial o incluso aceites corporales mientras nos realiza un masaje relajante.

Con todo este proceso hará aflorar nuestra piel una increíble vigorosidad y conseguiremos una piel envidiable. Tan fina como la de un bebé. Además, es un proceso muy relajante que nos permitirá olvidar completamente todas nuestras preocupaciones durante unas horas.

¿Qué es una sauna?

Sauna es un término de origen finlandés que hace referencia a un tipo baño de vapor que se lleva a cabo en un recinto cerrado a muy altas temperaturas. 

Ahora bien, hay un aspecto que hay que aclarar, ya que cuando la sauna tiene una humedad alta, se le conoce como baño turco. Por lo que la sauna propia, (conocida como sauna seca o finlandesa) es considerada tal cuando la humedad no supera el 20%.

Características de la sauna

La principal característica de una sauna, es que esta se debe llevar a cabo en una habitación de madera sin tratar, esto con el fin de que la madera absuelva el exceso de humedad.

En la sauna, la temperatura oscila entre los 40 y 110 grados, sin embargo, hay que destacar que esta al igual que el baño turco, varía según la altitud. 

Para generar vapor en la habitación, está una estufa cubierta de piedra, la cual funciona arrojando agua sobre ella para producir el vapor, y caldear el recinto. Cabe destacar, que este calentador (Estufa) puede ser de distintas formas, incluyendo eléctrico.

Descubre los beneficios de la sauna

Beneficios para la salud que ofrece la sauna

Otras diferencias que te pueden interesar

3 comentarios en “Diferencias entre baño turco y sauna”

Deja un comentario