Diferencias entre Ranas y Sapos

Una de las principales diferencias entre las ranas y los sapos es que la piel de los sapos es rugosa y de aspecto áspero, la de las ranas es lisa y de apariencia húmeda. Estas es tan solo una de las diversas diferencias entre estos dos animales. Si quieres descubrirlas todas, sigue leyendo y descubre todas sus distinciones.

Las piel de las ranas es de apariencia humeda y las de los sapos es seca

¿Qué son las Ranas?

Las ranas, o también denominadas “Ranidae”, son anfibios que pertenecen a la familia de los anuros. No poseen cola (como es propio de esta familia), su cuerpo es de tamaño pequeño. Además, a diferencia de otros miembros de la especie, su piel es lisa y brillante.

Los huevos de rana son fecundados externamente del agua, estos van experimentando una metamorfosis típica de la especie. Como ocurre en la mayoría de anfibios, en su fase de embrión, las ranas tienen cola, pero al final se desprenden de esta. Además, seguidamente desarrollan las patas delanteras y pierden sus branquias.

Conforme pasa el tiempo el aspecto externo de los renacuajos de rana se vuelve radicalmente diferente al aspecto inicial. Al finalizar su crecimiento y tomar la apariencia características de las ranas.

Características de las ranas

Una de las características que destacan a las ranas de otros Anuros, es la fortaleza de sus patas traseras. Una fortaleza que les permite realizar grandes saltos. Además, las ranas pueden llegar a poseer una gran gama de colores en su piel (dependiendo del tipo de rana). Otra característica especial de las ranas, es que estas no pueden permanecer mucho tiempo lejos del agua, algo queda patente en el aspecto húmedo de su piel.

¿Qué son los Sapos?

Los sapos, también denominados “Bufonidae”, son un grupo de anfibios pertenecientes a la familia de las ranas: los anuros. Es común confundir a los sapos con otras especies, pero estos poseen características propias que los hacen diferentes. Una de las diferencias más destacables es su piel seca y escamosa, además de una figura regordeta.

Características de los sapos

Las patas traseras de los sapos, al contrario de las ranas, no poseen mucha fuerza para. Por este motivo no pueden realizar grandes saltos. Son anfibios que acostumbran a desplazarse caminando. Los sapos habitan en casi todo el globo terrestre, a excepción de Australia y las regiones polares.

La piel de un sapo posee toxinas, producto de unas glándulas paratiroides situadas en su cabeza. Por otra parte, no poseen dientes (como en la mayoría de los anfibios Anuros). Su vida embriológica está regida por una serie de transformaciones físicas profundas, desde la aparición de branquias, cola y piel cristalina (renacuajos), hasta convertirse en el anfibio terrestre como el que conocemos.

Cabe mencionar que los sapos pueden estar varios días alejados del agua e incluso permanecer ocultos en huecos bajo tierra. Algunas especies de sapos como la icilius alvarius o la Rhinella  poseen una toxina (bufotenina) que ocasiona efectos alucinógenos al establecer contacto con la piel del animal.

Principales diferencias: Ranas vs Sapos

  • Las ranas poseen patas traseras fuertes que le permiten dar grandes saltos, en cambio los sapos no, lo que explica el hecho de que los sapos caminen más que las ranas.
  • La piel de los sapos es rugosa y de aspecto áspero, la de las ranas es lisa y de apariencia húmeda.
  • Las ranas generalmente presentan aspectos muy coloridos  y llamativos, en cambio los sapos no presentan tanta variación de colores en su piel (solo pocas especies).
  • Las ranas no pueden estar mucho tiempo alejadas de fuentes de agua, los sapos por su parte pueden llegar a estar días sin tener contacto con el agua.
  • Los sapos no poseen membrana entre sus dedos (ya que están más preparados para estar en tierra) las ranas si poseen estas membranas.

Otras diferencias que te pueden interesar

Deja un comentario