Diferencias Entre Mantequilla y Margarina

La mantequilla y la margarina son dos productos alimenticios muy parecidos. Todo y esta similitud y que a menudo se pueden utilizar indistintamente, existen diferencias importantes entre esos dos alimentos que debes conoces. Sobre todo si eres una persona amante de la cocina.

El negro o el blanco. Los Beatles o los Stones. Mantequilla o margarina. Todo y que para gustos colores, para nosotros la más deliciosa es la mantequilla. Sigue leyendo para aprender sobre las diferencias entre la mantequilla y la margarina.

¿Qué es la mantequilla

La mantequilla es un producto lácteo y está hecha a base de leche o crema. La mantequilla se origina cuando la crema se agita vigorosamente, lo que hace que sus sólidos (grasa de mantequilla) y líquidos (suero de leche) se separan, y finalmente resulta en el producto firme que todos conocemos y amamos.

Ya sea salada o no salada, el sabor de la buena mantequilla es insuperable, y debido a sus ingredientes básicos y a su procesamiento sencillo, puede ser fácilmente hecha en casa. La mantequilla debe tener al menos un 80% de grasa para ser vendida comercialmente, y el porcentaje restante consiste en agua y proteínas de la leche.

¿Qué es la margarina?

La margarina, por otro lado, está hecha de aceite, agua, sal y algunos ingredientes adicionales como emulsionantes. Tiene el sabor de la mantequilla (¿sabías que hubo un tiempo en que se prohibió en algunos estados colorear la margarina para que coincidiera con la mantequilla?), pero normalmente no contiene ningún producto lácteo.

La margarina se forma a través de un complicado proceso químico y por lo tanto no es algo que se pueda hacer en casa. Por ley, también debe tener al menos un 80% de grasa, aunque los fabricantes pueden salirse con la suya llamando a su producto «untable».

Margarina vs Mantequilla

Paquete de mantequilla o margarina

Principal diferencia:

Todo se reduce al tipo de grasa utilizada. Como producto animal, la mantequilla tiene altos niveles de colesterol y grasas saturadas que no están presentes en la margarina. En cambio, la margarina, por otro lado, tiene más grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas (¡las buenas!) pero también a menudo contiene grasas trans (¡las muy malas!).

Sus respectivas composiciones explican por qué la mantequilla es mucho más firme que la margarina a temperatura ambiente: las grasas saturadas crean uniones muy apretadas que se mantienen rígidas hasta que se aplica calor. Es por eso que se puede mantener en el mostrador.

Aunque la mayoría de los panaderos y cocineros prefieren la mantequilla por su incomparable sabor, en muchas ocasiones la margarina ocupa su lugar. Debido a su alto contenido de agua, los productos horneados con margarina a menudo tienen una textura más suave.

Ten cuidado cuando trates de hacer sustituciones, muchas recetas para hornear de viejos libros de recetas cocina requieren margarina, y como es probable que se hayan desarrollado para tener en cuenta el agua adicional, es mejor seguirlas al pie de la letra si es posible.

La mantequilla es ideal para golosinas como galletas y glaseados, sin embargo, ya que son recetas en las que su sabor es importante y el agua adicional podría ser perjudicial.

La mantequilla y la margarina pueden tener sus similitudes, pero son fundamentalmente diferentes. Saber cómo se aplica cada una de ellas dará como resultado más éxitos en la cocina y muchas buenas comidas.

También te puede interesar

Deja un comentario