Diferencia entre Ironía y Sarcasmo

Diferencia entre sarcamos e ironía

Todos hemos escuchado ambos términos, y en mayor o menor medida los hemos practicado, aunque sea en un plano simple. Tanto el sarcasmo como la ironía están relacionados, pero en ocasiones son tomados por lo mismo.

Pues en este artículo te hablaremos sobre sus principales diferencias, las cuales parten de sus propias similitudes. Siendo ambas dos formas de humor bastante habituales en la vida cotidiana y en el espectáculo.

Sarcasmo vs Ironía: principales diferencias

La principal diferencia radica en que el sarcasmo busca ofender, mientras que la ironía tiene como objetivo el humor.
  • El sarcasmo siempre busca ofender o humillar a una persona o grupo específico a través de una broma mordaz. En cambio, la ironía tiene como objetivo dotar de humor cualquier situación.
  • La ironía solo busca explotar el lado divertido o “irónico” de algún hecho o pensamiento cotidiano. Mientras que el sarcasmo intenta dinamitar el argumento de una postura política, social o religiosa.
  • El sarcasmo generalmente va dirigido hacia un grupo, y en ocasiones es algo personal. Pero la ironía casi nunca va dirigida hacia una persona o grupo específico, sino que es más amplia y menos polémica.
  • La ironía se basta con una frase o pensamiento breve, en cambio el sarcasmo usualmente hace uso de anécdotas e incluso monólogos humorísticos para concretar su idea.

¿Qué es el sarcasmo?

El sarcasmo es una burla mordaz y en ocasiones ofensiva que se hace sobre un tema específico. Podría decirse que el sarcasmo busca antes que nada “humillar” o desacreditar la postura o conducta de un individuo o grupo.


En el sentido estricto del término, el sarcasmo entra en la categoría de la ironía, por ser una burla, pero se aleja del mismo al traer consigo una postura malintencionada. No obstante, el sarcasmo como humor conlleva bastante ingenio.

Ya que requiere de ser sutil y breve, pero siempre y cuando sea malicioso, esto por supuesto ha sido motivo de polémica, algo que lo diferencia de la ironía común. En donde el sarcasmo siempre toca temas polémicos y hasta sensibles social y culturalmente.

Por lo general el sarcasmo es un método rompedor, donde tanto el entorno como nosotros mismos entramos en una mayor cercanía a través de un truco psicológico, en este caso el humor. Y como es bien sabido este “truco” humorístico generalmente hiere o perturba a las personas que nos rodean.

¿Qué es la ironía?

La ironía es “decir lo que no es evidente” a simple vista, de modo que se remarca a modo de burla o chiste alguna situación o intención ulterior que no se nota fácilmente. Una ironía es una broma “inocente” y que generalmente se aplica como mecanismo disuasorio en situaciones deprimentes.

Un ejemplo clásico es el siguiente:

Dicen que la práctica hace al maestro… En ese caso puedo ser considerado un genio en el arte del fracaso”.

Aquí se alude a una situación triste, pero de manera burlona, en donde se busca cierto “alivio cómico” y al mismo tiempo se desacredita un refrán popular. Pero a diferencia del sarcasmo no ataca a una población, grupo o etnia específico, ni es ofensivo.

No es una broma malintencionada, ni desea serlo, solo apunta a verle el “lado divertido” a cada situación, creando contraste entre un escenario y otro. En filosofía, psicología y ciencias cognitivas, el uso de la ironía es considerado una muestra de creatividad e inteligencia.

Deja un comentario