Diferencias entre Océano Rojo y Océano Azul

El concepto diferencial de las estrategias de Océano rojo y Océano azul es bastante simple de entender. Así que sin más rodeo empezamos a explicar los dos conceptos y sus diferencias.

Qué es el Océano rojo

Océano rojo

Por su parte, el Océano Rojo es una analogía que pretende relacionar donde todas las industrias están hoy en día. Hay un mercado definido, competidores definidos y una forma típica de dirigir un negocio en cualquier industria específica. Los investigadores lo llamaron el Océano Rojo, análogo a un océano infestado de tiburones donde todos ellos luchan entre sí por la misma presa.

Hace algunos años estuve de vacaciones en Tahití y realicé una inmersión para alimentar a los tiburones. Fue asombroso ver cómo los tiburones se abalanzaban sobre la comida y se golpeaban unos a otros por cada bocado. ¿Te suena de algo?¿No es este el mismo comportamiento que vemos en nuestras industrias? Pues justamente a eso hace referencia el Océano Rojo.

Qué es el Océano azul

El Océano azul, por otro lado, es un lugar tranquilo, suave, con mucha comida y poca o ninguna competencia. Aquí es donde a todo el mundo le gustaría estar y, sí, es posible tener un Océano azul.

Un Océano azul es un lugar sin competencia y para ello es necesario crear nuevos productos o necesidades. Mercados o nichos de mercado inexplorados hasta el momento. Algunos ejemplos el Cirque du Soleil, Casella Wine [la cola amarilla], Nintendo (Wii), Cemex Cement y The Body Shop. Estas organizaciones crearon su particular océano azul y si ya se ha logrado alguna vez, tú también puedes hacerlo.

Océano Rojo vs Océano Azul. Principales diferencias

1. Enfoque en los clientes actuales vs. enfoque en los no clientes.

Océano rojo: En la mayoría de industrias hay poco esfuerzo para atraer nuevos compradores. Por lo tanto el enfoque se centra en los clientes que actualmente compran en esa industria.

Océano Azul: hay un enfoque en tratar de aumentar el tamaño de la industria atrayendo a personas que nunca han comprado en esa industria.

2. Competir en los mercados existentes vs. Crear mercados no disputados para operar

Suena bien, ¿verdad? Pero, ¿cómo se hace eso? Los mercados existentes son todos los clientes con los que se realizan negocios ahora mismo, ya sea con la misma empresa o con los competidores. Si alguien gana un cliente, entonces se asume que alguien perderá un cliente. Para que alguien gane, alguien debe perder.

En los mercados no disputados, sólo hay un ganador, la empresa que encuentra ese tesoro. Nadie más está luchando por el negocio porque o no lo sabe, o no sabe cómo hacerlo. Lo intentarán, por supuesto, pero si has hecho las cosas a la manera de la Estrategia del Océano Azul, no tendrán éxito durante mucho tiempo.

Tomemos el Cirque du Soleil, por ejemplo. He leído que a lo largo de su historia han tenido unas 150 compañías tratando de competir con ellos; todas han quebrado.

3. Ganar a la competencia vs. Hacer que la competencia sea irrelevante.

La competencia se vuelve irrelevante porque no pueden duplicar las ideas de una manera que sea un éxito comercial. La idea principal de la estrategia del Océano Azul es tener un alto valor a bajo coste. Si estás haciendo eso, ¿cómo puede alguien competir contigo? Todos los posibles competidores se quedan en el camino.

4. Explotar la demanda existente vs. Crear y capturar nueva demanda.

Si consigues explotar una producto o servicio de Océano azul, estarás creando un valor tan alto que estarás atrayendo clientes que nunca antes habrían considerado entrar en el mercado. Tomando ejemplos anteriores, la Wii de Nintendo atrae a familias y personas mayores. Pro su parte, el refreso Yellowtail, atrajo a los bebedores de cerveza.

También te puede interesar

Deja un comentario