Diferencias entre productos reacondicionados y de segunda mano

Aparatos reacondicionados de segunda mano

En el mercado de los productos usados es muy común escuchar hablar sobre productos reacondicionados y de segunda mano, y, erróneamente pensamos que ambos términos hacen referencia a una misma cosa.

Saber diferenciar entre un artefacto eléctrico o electrónico reacondicionado y de segunda mano, es indispensable para poder comprar un dispositivo que sea de calidad. Y esto se aplica especialmente al mercado de los ordenadores de segunda mano.

En esta ocasión, te explicaremos cuáles son las diferencias entre un producto reacondicionado y de segunda mano.

Productos reacondicionados vs de segunda mano: diferencias

Un producto reacondicionado es aquel que ha sido reparado por el fabricante o proveedor, mientras que el de segunda mano es aquel que ya ha sido utilizado por otra persona.
  • Un producto reacondicionado no necesariamente ha sido usado por otra persona, mientras que uno de segunda mano sí.
  • Un aparato reacondicionado pasa por pruebas de calidad antes de ser puesto nuevamente a la venta, mientras que uno de segunda mano no tiene la calidad garantizada.

¿Qué es un producto reacondicionado?


Los productos reacondicionados, también conocidos como reconstruidos o refurbished, son aquellos productos que son tomados nuevamente por el fabricante o vendedor para su reparación para posteriormente ser puestos a la venta.

Los productos reacondicionados son sometidos a rigurosas pruebas de calidad antes de ser puestos nuevamente a la venta. Una vez que un producto ha aprobado todas las evaluaciones, es colocado en el mercado con todos los accesorios y las mismas características técnicas de sus homólogos nuevos.

Esta clase de productos proviene generalmente de devoluciones de parte de usuarios que compraron un aparato, lo usaron por un breve tiempo y luego lo devolvieron. También puede ser que le faltaba algún accesorio o elemento, o simplemente la caja estaba en mal estado y ha sido devuelto para ser empacado nuevamente.

Por protección de los consumidores, los proveedores de este tipo de productos tienen la obligación de indicar que son productos reacondicionados. Por lo que, no hay forma engañar a los compradores.

La principal ventaja de los productos reacondicionados es que, estos se pueden adquirir a un precio más bajo que el que se paga por un producto nuevo y con las mismas prestaciones. Esto cobra mayor relevancia cuando se trata de aparatos y dispositivos de gran costo, como los ordenadores.

¿Qué es un producto de segunda mano?

Un producto de segunda mano es aquel que en el pasado ha sido propiedad de una o más personas. En ocasiones se usan los términos “de tercera o “cuarta mano” para hacer referencia a productos que han sido usados por ese número de personas. No obstante, el término “segunda mano” generalmente es usado para englobar todo.

Aunque cuando se trata de aparatos como teléfonos u ordenadores, generalmente se entiende que han tenido un solo dueño.

De igual forma, el término “segunda mano” simplemente quiere decir que ha sido utilizado por otra persona, más en absoluto hace referencia a su estado. Un producto de segunda mano puede estar tanto en excelentes condiciones como prácticamente inservible.


Lo que sí es cierto es que, un producto de segunda mano siempre tendrá una calidad inferior a uno nuevo, aunque dicha diferencia en ocasiones sea casi imperceptible. No obstante, a cambio de esa calidad inferior, se ofrecen precios más que razonables.

Ahora bien, adquirir productos usados trae sus ventajas, sobre todo, cuando se trata de aparatos electrónicos como smartphones u ordenadores. Ya que, cada año salen en el mercado nuevos dispositivos inteligentes que desplazan los viejos modelos, aunque estos últimos no estén muy por debajo en calidad.

Por ejemplo, si se busca bien, se pueden conseguir ordenadores de segunda mano en óptimas condiciones y a precios inferiores que si se compraran nuevos.

 

Deja un comentario