Diferencias entre Sístole y Diástole


Los términos sístole y la diástole hacen referencia dos etapas del ciclo cardíaco. Se tratan de ciclos que ocurren cuando el corazón late para bombear la sangre al resto del cuerpo. La sístole es la fase de contracción del corazón, donde la sangre es empujada hacia fuera del corazón, y la diástole es la fase de relajación, en la cual el corazón recupera la sangre que posteriormente bombeará.

Esta es tan solo una de las principales distinciones de estas dos fases cardíacas. Si quieres descubrirlas todas, sigue leyendo y descúbrelas.

Sístole vs Diástole

Ejemplo de sístole y diástole

Principales diferencias:

  • La sístole consiste principalmente en “expulsar” sangre fuera del corazón; mientras que diástole la recupera.
  • La Sístole lleva sangre a todos los tejidos y órganos del cuerpo a excepción del corazón y pulmones. En cambio, en la diástole estos últimos se nutren de irrigación sanguínea.
  • La diástole es considerada la “presión baja”, mientras que la sístole es denominada “presión alta”.
  • Las afecciones relacionadas con la diástole son más peligrosas que las de sístole, pero todas deben tratarse.
  • En la diástole se hace más uso de las venas que de arterias. En cambio, la sístole se vale más de las últimas para la irrigación.

¿Qué es la Sístole?

Se conoce la parte del ciclo cardíaco que consiste en la expulsión de sangre del corazón hacia el resto del cuerpo. Y al igual que una bomba expulsa agua de un contenedor a otro por medio de tuberías.


De esta manera, las arterias transportan de manera eficiente la sangre al resto de los órganos y tejido del cuerpo.

Características del sístole

La sangre es impulsada por la contracción de los ventrículos, esta viaja por las aurículas (espacios superiores del corazón) y posteriormente salen por las arterias principales.

Este se caracteriza principalmente por determinar lo que popularmente se conoce como “tensión arterial alta” o sistólica que debe estar dentro del rango de los 95-120 mmHg.

Cabe mencionar que la sístole siempre será mayor a la diástole (de la cual hablaremos más adelante) ya que esta impulsa la sangre haciendo uso de la musculatura cardíaca.

Además de que la mayor parte de las afecciones del cuerpo humano están relacionadas con la tensión cardíaca (sístole y diástole), donde existe un componente farmacéutico comercial muy fuerte detrás.

¿Qué es la Diástole?

Es la fase del ciclo cardíaco que comprende la “recolección” de sangre de los tejidos y órganos hacia el corazón por parte de las venas. También se le conoce como un “fase de relajación”, debido a que el corazón no se contrae (en la sístole sí).

También en este etapa el corazón se nutre junto a los pulmones (algo que ocurre en la sístole). Siendo tanto el corazón como los pulmones, los únicos órganos que se benefician del riego sanguíneo en esta etapa.

Características de la diástole

Su principal característica es su nivel de presión sanguínea considerablemente inferior a la diástole, debido a que no hay un “impulso de bomba”, sino una fase de recolección de sangre hacia el corazón nuevamente.


También es importante destacar que la diástole no hace uso de ninguna fuerza para traer de vuelta la sangre al corazón, lo que la convierte en una actividad pasiva.

Todo esto mientras se recoge dióxido de carbono de la sangre procedente de otros órganos y tejidos para reunirla en los pulmones, después de haber pasado por las aurículas cardíacas y ser expulsado durante la respiración (exhalación).

De esta forma, la diástole funciona tanto para irrigar los últimos órganos del cuerpo, como para recoger todos los desechos del mismo por medio del torrente sanguíneo.

También te puede interesar

Deja un comentario