diferencias entre un sociópata y un psicópata

Seguramente, ya sea en la tele, el cine o en la realidad, habrás escuchado que la gente llama a alguien «psicópata» o «sociópata«. Pero, ¿sabes qué significan realmente esas palabras?. Y Además, ¿Conoces en qué se diferencian?

Aunque busques las definiciones de sociopatía y psicopatía en algún manual oficial de salud mental o de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, los más seguro es que no los encuentres reflejados. De hecho, los doctores no acostumbran a diagnostican oficialmente a los individuos como psicópatas o sociópatas. El motivo es que utilizan un términos diferentes. Por ejemplo, se pueden referir a estas afectaciones mentales cómo trastorno de personalidad antisocial.

La mayoría de los expertos en psicología y psiquiatría coinciden en que los psicópatas y los sociópatas comparten un conjunto parecido de síntomas. Este tipo de personas disponen de un sentido interno alterado de lo que está bien y lo que está mal. Por otra parte, no tienen empatía y no acostumbran a compartir o entender los sentimientos de otras personas. Estas son algunas de las similitudes, pero también hay existen muchas diferencias entre psicópatas y sociópatas.

¿Cuál es la diferencia entre un psicópata y un sociópata?

Los psicópatas no tienen consciencia. Los sociópatas sí

Una de las principales diferencias entre un psicópata y un sociópata es el uso de la conciencia. Es decir, la consciencia entendida como la voz interior o racionamiento que nos permite distinguir cuándo estamos haciendo algo mal y que además nos permite seguir las normas sociales establecidas.

Un psicópata no tiene conciencia. Por ejemplo, si un psicópata te miente para quitarte el dinero, aunque mienta para fingir lo contrario, no sentirá ningún reparo moral o remordimiento. En algunas ocasiones adquieren un sentido mimético del resto de personas que le rodean para parecer que tienen consciencia y se pueden sentir arrepentidos. Pero, nada más lejos de la realidad.

Un sociópata, aunque débil, sí tiene conciencia. Tomando el mismo ejemplo, un sociópata puede saber que quitarte tu dinero está mal, y incluso puede sentir algo de remordimiento o culpabilidad. Igualmente, este sentido difícilmente detendrá su comportamiento.

Como vemos, estos dos tipos de personas carecen de empatía,. Es decir, la capacidad de situarse en el sitio de otra persona y entender cómo se están sintiendo. Eso sí, un psicópata dispone de mucho menos empatía que los sociópatas. En cierta manera, las personas con este tipo de personalidades ves al resto de individuos como meros objetos que puede utilizar para su propio beneficio.

máscara social de un psicópata

Los psicópatas y sociópatas no acostumbran a ser violentos

Es habitual ver en películas y programas de televisión a psicópatas o sociópatas como seres malvados capaces matar o incluso torturan a personas inocentes. Esto ha afectado en de gran manera la percepción que tenemos de ellos. Siendo realistas, todo y que algunos individuos con trastornos de personalidad antisocial pueden llegar a ser violentas en alguna ocasión, lo cierto es que la mayoría no lo son en absoluto. Eso sí, para alcanzas sus objetivos, en lugar de la violencia usan la manipulación y un tipo comportamiento imprudente que pueden llegar a causar daños morales, físicos o psíquicos a otras personas.

Es importante apuntar que si después de leer estas lineas reconoces algunos de estos comportamiento en algún miembro de su entorno, no ceras a la ligera que estás viviendo o trabajando con un psicópata o sociópata. Hay que ser conscientes de que porque alguna persona tenga maldad o sea egoísta, no tiene porque significas que tenga una afectación de este tipo.

Otras diferencias que te pueden interesar

Deja un comentario